Ha resurgido con fuerza en el último año y afecta en España a miles de personas.
Seguro que te has encontrado algún caso.

El típico comentario de “si yo tengo un amigo gay, pero…” o “me parece genial que celebren el orgullo, pero…”.

Cuidado, es fácil que tú también presentes síntomas.

arrow-down

HAZTE EL TEST

¡sal de dudas en solo 6 pasos!

1. ¿Crees que la unión entre personas del mismo género debe llamarse matrimonio?
2. ¿Es necesaria una educación afectivo-sexual, familiar y de género en los colegios?
3. ¿Crees que el colectivo LGTBI ha conseguido ya una situación de igualdad plena?
4. ¿Debería el Estado asumir las operaciones de reasignación sexual?
5. ¿Crees que al igual que se celebra un día del orgullo gay, debería celebrarse un día del orgullo heterosexual?
6. Te cruzas con una pareja de chicas abrazadas y dándose un beso por la calle. ¿Qué opinas de la escena?
¿Quieres estar al día sobre los avances en la erradicación del Síndrome del Pero? Déjanos tu email y no te pierdas nada

TRATAMIENTO

Argumentine®

La solución definitiva contra el

logo-rojo

Porque no hay nada más eficaz
contra la LGTBIfobia que un
buen argumento*

*contiene 6 píldoras que actúan eficazmente
contra los síntomas del síndrome:

El matrimonio es una forma de organización y estructuración de la sociedad a nivel administrativo que está en constante evolución. De hecho, a lo largo de la historia, han podido casarse un hombre y varias mujeres, una mujer y varios hombres o personas del mismo género.

Lo llamamos matrimonio porque denominarlo de otra forma implicaría estar hablando de una categoría diferente. Si toda la ciudadanía es igual según la Constitución Española, debe ser tratada en igualdad y ésta sólo se puede conseguir llamando de la misma manera a lo que es lo mismo.

No es una ideología. Se trata de educar en valores como la igualdad y el respeto para conocer la diversidad del ser humano. De esta forma, creceremos respetando y entendiendo las distintas realidades que componen la sociedad actual.

Ayudaremos así a que la vivencia de la sexualidad se realice desde un planteamiento libre y respetuoso. Las intervenciones educativas contribuyen a sensibilizar e informar sobre realidades que una parte del alumnado no vive en su casa, ni en su familia.

De hecho, según un estudio de la FELGTB, más de la mitad de la juventud LGTBI sufre acoso escolar debido a su orientación sexual y/o identidad o expresión de género y de las personas acosadas, más de la mitad han pensado en el suicidio.

Hemos avanzado mucho en los últimos años, pero la situación actual dista mucho de ser perfecta.

– Un informe de la FELGTB detectó, solo en 2017, más de 600 incidentes de odio contra personas LGTBI con motivo de su orientación sexual y/o identidad o expresión de género.

– El principal motivo de acoso escolar en los centros educativos españoles sigue siendo la LGTBIfóbia.

– Las personas LGTBI mayores se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad por la represión que sufrieron durante el franquismo.

– El 85% de las personas trans están en situación de desempleo.

– Las mujeres lesbianas o bisexuales tienen necesariamente que estar casadas antes de que nazcan sus bebés para poder inscribirles en el registro civil, a diferencia de las parejas formadas por un hombre y una mujer.

Ser trans no es un retoque estético. La identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal y como cada persona la siente y autodetermina y sin que deba ser definida por terceras personas. Esta identidad puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer y puede o no involucrar la modificación de la apariencia a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole.

El hecho de que una persona decida iniciar un proceso de transición implica tener que enfrentarse a todo su entorno, incluso a sus seres más queridos. Es una decisión para la que se necesita mucho valor y que dada la falta de aceptación de la sociedad puede acarrear desde la pérdida del empleo hasta rupturas con familiares y amistades.

Son muchos los avances que se han realizado y ser trans es una realidad cada vez más reconocida. De hecho, el Parlamento Europeo ha aprobado recientemente una resolución que invitaba a los Estados miembros a incluir en sus legislaciones el reconocimiento jurídico del género sobre la base de la autodeterminación, es decir, que a las personas se les respete su identidad de género en base a la percepción que ellas tengan de sí mismas.

Primeramente, no es el Orgullo Gay, es el Orgullo LGTBI. El Orgullo es más que una fiesta, es un día para reivindicar el derecho a vivir expresando libremente la orientación sexual y la identidad y expresión de género sin persecuciones, señalamientos, ni discriminaciones.

Las manifestaciones del Orgullo tienen que ver con los derechos humanos: empoderan a las personas LGBTI para reivindicar los derechos y las libertades que se les niegan, así como el uso del espacio público del que a menudo se las excluye. Tener visibilidad es fundamental porque lo que no se nombra, no existe.

La visibilidad de la realidad LGTBI es la que ha hecho que poco a poco la diversidad afectivo-sexual, de género y familiar se reconozca y se respete en nuestra sociedad, una sociedad que hasta casi los años 80, encarcelaba y perseguía a los miembros de este colectivo o directamente negaba su existencia.

Visibilizar la realidad LGTBI es imprescindible para mostrar que existe, que la sociedad es diversa, y que este colectivo tiene unas necesidades específicas que necesitan ser atendidas. A lo largo de los años se han conseguido muchos derechos. Pero los derechos, además de conquistarlos, hay que defenderlos. De hecho, hasta 1990 la Organización Mundial de la Salud no eliminó a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, y la transexualidad no se ha eliminado hasta este 2018. Por su parte, la bisexualidad ha sido invisibilizada tanto históricamente como en la actualidad provocando que todavía sea una orientación desconocida y muy estigmatizada, pese a no haber leyes que la penalicen específicamente.

Esta es una iniciativa lanzada desde la FELGTB con la intención de combatir con palabras el discurso de odio contra el colectivo LGTBI que nuevamente ha surgido en la sociedad.

Cuantas más personas tengamos los argumentos a nuestro alcance, más sencillo será rebatir este discurso en nuestras situaciones diarias y acabar con él. Puedes apoyarnos aquí mismo.

logo-blanco

Ayúdanos a combatir el síndrome del pero, hazte amigx de FELGTB

logo-felgtb